Baja de 0,50 de tasa Lebac

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Votá)

El Banco Central decidió recortar medio punto porcentual la tasa de corte de Lebac para el plazo de 35 días, del 38% al 37,5%, en la licitación concretada, en un movimiento que se interpreta como un mensaje del ente monetario al mercado sobre su voluntad de reducir gradualmente el costo del dinero.

“Aunque se espera que la inflación de abril de la Ciudad de Buenos Aires sea elevada por la incidencia de los precios de los servicios públicos, diversas fuentes oficiales y privadas que el BCRA sigue semanalmente muestran una baja en la inflación subyacente de abril respecto de marzo”, señaló el organismo monetario en un comunicado.

LEBAC
LEBAC

En función de esto, la autoridad monetaria decidió reducir la tasa de corte de Lebac de 35 días a 37,5%, mientras dejó inalterado su corredor de tasas de pases activos y pasivos a uno y siete días. La tasa había subido a 38% y permanecido en ese nivel desde el pasado 8 de marzo.

El efecto monetario de la licitación de Lebac fue contractivo en 201 millones de pesos, un monto que se suma a una absorción por operaciones en el mercado secundario durante la última semana de 4.165 millones de pesos.

El recorte de instrumentado por el Central en las Lebac a 35 días también se replicó en las colocaciones a 63 días (de 35,91% a 37,75%), a 119 días (de 31,75% a 31,5%), a 203 días (30,75% a 31,24%) y a 252 días (31,5% a 31,25%). El único plazo que no tuvo cambio fue el de 98 días, que se mantiene en 34%.

“La reducción de la inflación subyacente ha implicado una suba de la tasa de interés real esperada. La baja de la tasa nominal busca limitar el aumento del sesgo contractivo de la política monetaria”, señaló el Central en el comunicado.

A juicio de la entidad monetaria, “a pesar del descenso de la inflación subyacente la situación sigue recomendando prudencia” y puso como ejemplo de esto que “en el mes de mayo la suba del precio de los combustibles incidirá en la tasa de inflación”.

Con el resultado de la licitación de hoy avanza el debate entre quienes propician desde el gobierno, y de acuerdo con los rumores del mercado, una reducción en la tasa de interés de las Lebac, ya que con el costo del dinero en el 35% a un año y a 38% en el corto plazo, se paraliza el crédito a la producción y se empuja a la economía a la recesión.

El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, ha venido insistiendo en la necesidad de mantener la receta de altas tasas para combatir la elevada inflación que sufre el país, y así lo reafirmó la semana pasada durante la presentación del Programa Monetario.

En respuesta a numerosas preguntas sobre el momento en el cual el Central reducirá la tasa, Sturzenegger insistió en esa oportunidad, que eso ocurrirá sólo cuando existan señales claras de un descenso de los precios, aunque matizó sus palabras al revelar que, según encuestas de consultoras privadas que estudia el BCRA, ya se está produciendo un menor crecimiento de la inflación.

En ese marco, Sturzenegger envió esta tarde un mensaje al mercado al decidir reducir en medio punto porcentual la tasa de corte, en lo que constituye una baja pequeña pero simbólica.

Fuentes consultadas por Télam dijeron que “no existe, en realidad, una oposición tan marcada entre el Palacio de Hacienda y el Banco Central como algunos sectores del mercado de los medios de comunicación creen o intentan hacer creer”.

“Pero lo que es cierto es que mientras Sturzenegger no quiere ceder en la dureza de la política monetaria por temor a perder la batalla contra la inflación, Prat Gay piensa que se acerca el momento de ir reduciendo la tasa mientras se avanza con prudencia en el freno al gasto público, pues de lo contrario se frenaría la recuperación económica que se proyecta tras el acuerdo con los fondos buitre”, agregaron las fuentes.

Lo concreto es que con tasas cercanas al 40%, como las que rigen actualmente, el negocio financiero se ha transformado en prioritario en claro desmedro de la inversión productiva.

El propio presidente del Banco Central llamó la atención la semana pasada sobre el peligro de que los capitales externos atraídos por los rendimientos financieros de la Lebac empujen hacia arriba al peso, generando lo que algunos especialistas califican como un potencial atraso del tipo de cambio a pesar de la fuerte devaluación concretada en diciembre pasado.

Fuente Ambito.

 

Comentar Artículo